En fechas recientes, los movimientos feministas han puesto de manifiesto que los Nobel tienen una tendencia ha premiar hombres. Este 2017, por ejemplo, ninguna mujer ha sido galardonada en los de ciencias, es decir ni en física ni en medicina ni química. Desde el año 1901 ellas solo han recibido el 3% de los Nobel de ciencias. Sin embargo, en literatura esto ha cambiado un poco. Aquí una lista de cinco mujeres que han sido acreedoras del galardón.

nobelm1

 

Selma Lagerlöf

La sueca Selma Lagerlöf, fue en 1909, la primera mujer ganadora del Nobel de Literatura; seis años antes, el de Física se lo había llevado Marie Curie. Lagerlöf nació en 1858, y se dedicó a la enseñanza en su juventud. Pero sería gracias al acercamiento con Sophie Adlersparre, una de las lideresas del movimiento feminista sueco, que comenzaría a incursionar en la escritura. Muy pronto tuvo un gran éxito de entre los lectores  de su país gracias a la novela La saga de Gösta y los caballeros, que fue llevada al cine con Greta Garbo en el papel principal. En Suecia es tan famosa e influyente que incluso el billete sueco de 20 coronas, antes del Euro, llevaba su imagen.

nobelm6

 

Gabriela Mistral

La chilena Gabriela Mistral, se hizo acreedora al Nobel en 1945. Nacida Lucila Godoy Alcayaga, utilizaba el seudónimo de Gabriela Mistral en homenaje a sus poetas favoritos: el italiano Gabriele D’Annunzio y el occitano Frédéric Mistral. Su orientación sexual y su feminismo nunca quiso tenerlos en secreto, tan es así que su relación con Doris Dana fue de conocimiento público, causando mucho escozor en la sociedad chilena. Pese a todo, ejerció como cónsul en Nueva York y en Los Angeles. Sufría de diabetes y problemas cardíacos, pero acabó muriendo de un cáncer de páncreas, el 10 de enero de 1957, a la edad de 67 años, con su pareja Doris Dana a su lado. Sus excepcionales poemas pueden ser leídos en varias recopilaciones.

nobelm2

Alice Munro

Cuando en 2013 premiaron a la canadiense Alice Munro, no sólo la premiaron a ella, sino al cuento corto. Y es que casi toda su obra está sustentada en la brevedad, en pequeñas historias desarrolladas en pocas páginas, a diferencia de la tendencia sajona de aportar novelas de muchas páginas para satisfacer el mercado editorial. Dos ejemplos claros son sus libros La vista desde Castle Rock en el que cuenta en varias historias cortas, el devenir de su familia y la Las vidas de las mujeres, otro libro de cuentos entrecruzados que la llevó a un público mayor.

nobelm3

 

Herta Müller

La vida de la rumano-alemana, Herta Müller, es la de una sobreviviente de los regímenes totalitarios. Nació en Nitzkydorf, Rumanía y comenzó a trabajar en una fábrica estando muy joven. Ahí fue donde conoció las privaciones del resto de los obreros y la persecución de la policía política, que la presionó para ser espía entre sus compañeros. Al no querer colaborar, comenzaron con presiones e intimidación, hasta que acabo renunciando al trabajo. Con el tiempo pudo irse a vivir a Alemania, país de donde tomaría su nacionalidad, aunque la seguirían hostigando durante mucho tiempo más, hasta que la dictadura de Nicolae Ceaușescu llegara a su fin. Müller retrata en sus novelas, poesía y obra ensayística la situación de opresión durante el mandato del líder rumano. En su novela, El hombre es un gran faisán en el mundo, narra la vida de una familia que espera con ansiedad la autorización para abandonar Rumanía.

nobelm4

 

Svetlana Alexiévich

Hace dos años la Academia sueca causó cierta conmoción al escoger a la periodista Svetlana Alexiévich, como la galardonada al nobel de literatura, nada comparado con lo que pasaría  el siguiente año con Bob Dylan. La escritora se ha orientado por un tipo de periodismo literario en el que crea una obra polifónica al que han denominan “novela colectiva”, “novela-oratorio”, “novela-evidencia” o “coro épico”. En sus libros yuxtapone testimonios individuales, para crear un gran relato comunal. Sus temas son las víctimas de Chernóbil, la antigua Unión Soviética y las guerras en las que incursionó el régimen soviético. Su libro más famoso es Voces de Chernóbil, dedicado al desastre nuclear en la planta de esa región.

nobelm5