Dice el diccionario que el plagio es: Una idea u obra literaria, artística o científica de un autor, que se presenta como si fuera propia. El plagio es uno de los crímenes más comunes en esta época del copy/paste, pero no por eso deja de sorprender que escritores de reconocido prestigio lo cometan. Aunque muchos han sido acusados de robar a pocos se les ha comprobado. Estos son solo cinco que han aceptado que lo han hecho o que han ido a la corte.

copy1

Jorge Bucay vs Mónica Cavallé

Bucay es uno de los autores en español más leídos del mundo. Su libros de desarrollo humano son un éxito de ventas. El problema vino cuando publicó su libro Shimriti de la ignorancia a la sabiduría. De las 270 páginas que tiene 60 fueron copiadas del libro La sabiduría recobrada, de la filósofa española Mónica Cavallé. La autora lo hizo saber en cuanto lo descubrió. Bucay, cuidándose las espaldas, publicó en su revista Mente Sana una carta en la que adjudicó todo a un problema de comillas. Mónica Cavallé no quiso denunciar legalmente al autor: “Todo lo que hay que decir sobre el asunto está en la nota de disculpa firmada por Jorge Bucay”. Sin embargo, es curioso que un libro tenga tanta participación de otro autor sin que este lo sepa.

copy2

Lucía Etxebarría vs Antonio Colinas, Jorge Castelló y Carlota Miranda.

Ella es sin duda una de las escritoras españolas más controvertidas del panorama actual. En 2005 gana el Premio Nadal con la novela Beatriz y los cuerpos celestes. En 2001, la revista Interviú demostró que la escritora había plagiado al poeta Antonio Colinas en su libro Estación de Infierno. El poeta decidió no demandar, pero el pleito legal lo hizo la revista, ganando ante un tribunal. Es con Ya no sufro por amor que continúan las acusaciones de plagio, ya que utilizó párrafos enteros de un artículo llamado Dependencia emocional y violencia doméstica, autoría del psicólogo Jorge Castelló. Etxebarria, lejos de avergonzarse dijo que lo había hecho para “elevar las ventas de sus libros”. El problema se zanjó luego de pagar 3.000 euros. Pero hace no mucho, tomó un texto del blog personal de la periodista Carlota Miranda que editó y firmó como propio. No solo hizo eso, sino que lo anunció en las redes sociales. El pleito sigue hasta ahora.

copy3

Alfredo Bryce Echenique vs Herbert Morote y otros

Alfredo Bryce Echenique ha sido el ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances más cuestionado de las últimas fechas. Ha sido acusado, evidenciado y enjuciado por al menos 15 textos que robó de periodistas de Perú y España, la mayoría de estos artículos los publicó en la revista Nexos, quien mantiene un sitio abierto para revisarlos en línea. Al principio el peruano lo negaba todo: “Francamente creo que quien hoy me difama sufre algún extraño complejo que lo lleva a intentar clavarle un puñal en la espalda a quienes dice son sus mejores amigos”. Todo empezó en 2006, año en que Herbert Morote denunció a Echenique por el plagio de su ensayo Pero… ¿tiene el Perú salvación?, ya que había publicado en diario El Comercio un texto llamado La educación en ruinas que contenía frases idénticas en contenido, extensión y puntuación. Luego de un juicio, el autor tuvo que aceptar su culpa.

copy4

Michel Houellebecq vs Michel Lévy y Wikipedia

Michel Houellebecq es uno de los escritores franceses más controversiales y exitosos. Como es de esperarse ha sido acusado de plagio, entre ellos por el escritor Michael Lévy, quien dice que le robó el título de su novela El mapa y el territorio. Michel Lévy publicó años antes un libro con el mismo nombre. A este hecho la editorial contestó diciendo que: el título en cuestión es una expresión genérica no sujeta a los derechos de autor y que “no puede recibir protección jurídica”. Pero esa misma novela le trajo nuevas acusaciones, esta vez de la página de Internet “slate.fr” quién descubrió que Houellebecq había copiado y pegado varios párrafos de la Wikipedia. La editorial reviró diciendo: “Si algunas citas aparecen textualmente, se trata sólo de breves citas que en ningún caso pueden ser consideradas plagio”.

 copy5

Dan Brown vs Michael Baigent y Richard Leigh

Dan Brown se convirtió en un éxito mundial cuando publicó su novela El código da Vinci. La historia está basada muy libremente en un estudio clásico sobre el Santo Grial llamado The Holy Blood, conocido en español como La Sangre Sagrada y el Santo Grial. En ese libro, de 1982, los autores ya revelaban el “gran secreto” que guarda la novela de Brown, que en realidad el Grial es la descendencia de Jesús y María Magdalena. Dos de los tres autores del citado estudio, Michael Baigent y Richard Leigh, decidieron demandar a la editorial del norteamericano en un tribunal en Londres. Luego de un largo juicio, el tribunal desestimó el recurso y los acusadores deberán pagarle a Brown alrededor 900.000 euros, más otros gastos.

copy6